Riego agrícola: Los sistemas de Riego

El riego es una de las partes más importantes en una explotación agrícola, ya sea de poco o de gran tamaño. Hoy en día, podemos encontrar diferentes tipos de riego, pero fundamentalmente los más comunes suelen ser:

  • Riego por arroyamiento o surcos.
  • Riego Por inundación o sumersión.
  • Riego por aspersión.
  • Riego por infiltración o canales.
  • Riego por goteo o riego localizado.
  • Riego por drenaje.

Todavía hoy, se siguen utilizando los sistemas de riego agrícola más antiguos, como el riego por inundación o de surco. Aunque gracias a las nuevas tendencias como el riego por aspersión, el riego por goteo o por filtración, se ha mejorado drásticamente la eficiencia y reducido los costes del riego.

Moderniza tu sistema de riego.

Un mal sistema de riego, aparte de no distribuir uniformemente el agua de riego, puede incrementar los gastos de nuestra explotación. Usando sistemas de riego localizado optimizamos el uso del agua, utilizando el agua sólo donde sea necesaria y en la cantidad deseada.

Unos de los sistemas de riego mas eficientes actualmente, son el riego por goteo y microaspersión, también llamado riego localizado, que permite la aplicación del agua al suelo de forma localizada, como su nombre indica, es decir, sólo aplica agua una zona que normalmente es la base del árbol.

Estos dos métodos son además muy apropiados para zonas donde el agua es escasa o existen restricciones, ya que su aplicación se hace en pequeñas dosis y bajo el control del agricultor. Que puede, dependiendo siempre de su instalación, regular la cantidad de agua y el tiempo para adecuarlo a su plantación. De esta forma se logra un mejor control de la aplicación del agua y algunos otros beneficios agronómicos.

En resumen, el riego localizado supone una mejora tecnológica importante en nuestras explotaciones, ya que aparte de reducir los costes del riego, ayudara a mejorar la productividad de nuestros cultivos.

Sistemas de riego localizado avanzados

Hemos de saber también que estos sistemas de riego localizados pueden adecuarse a cualquier explotación agrícola, y que existen muchas y diversas soluciones diferentes. Algunas de las mejoras del sistema que mas piden en las nuevas instalaciones, son el uso de bombas de abonado, programadores y sistemas de bombeo automatizados.

Las bombas de abono permiten introducir y distribuir uniformemente, mediante nuestro sistema de riego, nuestros abonos y fitosanitarios.

Los programadores de riego nos permiten programar las horas de riego, y por ejemplo, distribuir nuestra explotación en diferentes sectores de riego, cada uno con un horario de riego.

Los sistemas de bombeo automatizado, muy utilizados en grandes explotaciones, son capaces de controlar la potencia de bombeo para mantener una presión constante, incluso con variaciones de nivel de agua en nuestro pozo.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *