Riego Agrícola: Mantenimiento y revisión del sistema de riego.(1/2)

Todos los que ya disponéis de un sistema de riego, ya conoceréis las tareas básicas para su mantenimiento. Aun así, para no olvidar las más importantes y que los que aún no sepáis cuales son, vamos a repasarlas.

La implementación de un programa de mantenimiento simple, aunque debéis de intentar ser lo más estrictos posible, para los sistemas de riego agrícolas se puede dividir en 2 partes:

-Mantenimiento preventivo

Mantenimiento correctivo tras revisión o avería

Con estas dos partes lograremos mantener nuestro sistema de riego funcionando al máximo de sus prestaciones e incrementar la expectativa de vida del sistema.

Mantenimiento preventivo

Con un mantenimiento preventivo de nuestra instalación evitaremos obstrucciones, reventones, pérdidas de agua y errores de funcionamiento del sistema. Vamos a ver cuáles son, en resumidas cuentas, algunas de las tareas que debemos de llevar a cabo para realizarlo:

-Limpieza del sistema

Mantener el sistema limpio, ya sea de productos químicos, abonos o tierra y piedras es algo muy importante. Con la utilización de filtros, evitaremos que estos residuos sólidos se introduzcan en nuestros emisores. Estos filtros normalmente pueden desmontarse fácilmente para retirar los residuos capturados. También podemos realizar una limpieza a alta presión, eso sí, sin superar el límite de tu instalación. De esta forma lograremos retirar y expulsar los posibles restos que se encuentren en el interior de nuestras tuberías, así como restos solidificados y tapones. En algunas ocasiones es recomendable inyectar en nuestro sistema productos específicos para su limpieza, que ayudan a disolver estos restos.

-Revisión del sistema de programación y bombeo

Normalmente, las instalaciones de riego agrícola cuentan con un programador de riego, que permite ajustar el tiempo de riego, y además con un variador, que nos permite ajustar a su vez el caudal y presión de bombeo de nuestro sistema de riego, haciendo trabajar a la bomba a la velocidad adecuada. Realizar un chequeo de las conexiones, comprobando que no existe ningún fallo es algo impórtate para prevenirlos. Además de comprobar el correcto funcionamiento de válvulas y de sus conexiones, comprobaremos que nuestra programación tanto de nuestro programador como de nuestro variador, sean acordes a nuestras necesidades.

-Revisión de tuberías y conductores de agua en general.

Comprobar que no existen pérdidas de agua, tuberías en mal estado o malas conexiones es fundamental. Así como comprobar que no hay perdidas de presión o taponamientos. Si detectamos algún tipo de fallo en nuestra instalación tendremos que solucionarlo lo más pronto posible, ya que puede afectar al resto del sistema de riego en gran medida.

Tras realizar estos pasos, en caso de encontrar algún defecto o fallo, pasaremos a la fase de reparación o mantenimiento correctivo.

Un comentario

  1. Pingback: Riego Agrícola: Mantenimiento y revisión del sistema de riego.(2/2) - Soluciones Hidráulicas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *