Riego Agrícola: Mantenimiento y revisión del sistema de riego.(2/2)

Todos los que ya disponéis de un sistema de riego agrícola, ya conoceréis las tareas básicas para su mantenimiento. Aun así, para no olvidar las más importantes y que los que aún no sepáis cuales son, vamos a repasarlas.

La implementación de un programa de mantenimiento simple, aunque debéis de intentar ser lo más estrictos posible, para los sistemas de riego agrícolas se puede dividir en 2 partes:

-Mantenimiento preventivo

-Mantenimiento correctivo tras revisión o avería

Con estas dos partes lograremos mantener nuestro sistema de riego funcionando al máximo de sus prestaciones e incrementar la expectativa de vida del sistema.

Mantenimiento correctivo tras revisión o avería

Si tras nuestra revisión del sistema de riego agrícola  hemos encontró algún defecto, como ya hemos comentado, hemos de repararlo. Para hacerlo, debemos de conocer cómo proceder para poder subsanar la avería lo más adecuadamente posible.

-Detección de la causa.

Es de gran importancia detectar la causa que provoca nuestras averías, ya que, si no es así, esta se producirá una y otra vez. Es tan importante solucionar la avería como el saber que la ha provocado y poner remedio. Para que esto no nos ocurra, buscaremos las posibles causas y las soluciones. En el caso de un reventón de tubería, por ejemplo, este suele deberse a una alta presión en la misma y tapones que impiden que circule correctamente el agua.

-Análisis de la situación.

Una vez determinemos la causa, hemos de buscar el mejor método para impedir que vuelva a suceder. Revisaremos el correcto funcionamiento del resto del sistema y buscaremos la solución más adecuada. Podemos encontrarnos por ejemplo con un reventón causado por una electroválvula que no funciona. En este caso concreto, deberemos no solo reparar el reventón sino corregir el fallo en la electroválvula, o incluso sustituirla si es preciso.

-Reparación de la avería

Una vez conozcamos la causa y la solución, tenemos que ponernos manos a la obra para que nuestro sistema de riego vuelva a estar operativo lo antes posible. Reemplazaremos las piezas que sean necesarias intentando no afectar al resto del sistema y si es posible utilizando las mismas que el sistema original. En el caso que hemos elegido como ejemplo para las partes anteriores, el reventón, sería aconsejable realizar una sustitución completa de la tubería y la electroválvula. Una vez bien instaladas en su sitio, realizaremos una prueba de riego, para comprobar que todo funciona correctamente y detectar posibles nuevas averías en el sistema que no hemos llegado a descubrir.

Con estos pasos tendremos siempre nuestro sistema de riego en perfectas condiciones, además de optimizar su funcionamiento y extender su vida útil

Un comentario

  1. Pingback: Riego Agrícola: Mantenimiento y revisión del sistema de riego.(1/2) - Soluciones Hidráulicas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

cinco + doce =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.