Nuestro sistema de riego en agosto ¿Vacaciones? ¡Prográmalo!

Es agosto y llega el momento en el que mucha gente comienza sus vacaciones. Esto deja multitud de jardines sin nadie para controlarlos y regarlos. Pero nuestras plantas necesitan seguir recibiendo su preciada agua, como llevan haciendo durante todo el verano.

Para que al volver de nuestras vacaciones nuestro jardín no se haya convertido en una fea y seca zona marrón, nuestro sistema de riego ha de seguir funcionando al 100% para lograr calmar la sed de nuestras plantas.

Para mantener verde nuestro jardín, podemos dejarle la llave al vecino o programar nuestros riegos con un simple programador automático. Estos programadores, nos permiten controlar la hora y duración del riego, así como, en los mas completos, dividir en sectores el riego y programarlos individualmente.

Una buena distribución del riego en sectores puede, además de ahorrarnos tiempo día a día, alargar la vida de nuestras plantas y que nos permite cubrir las necesidades hídricas de las plantas individualmente. Un ejemplo simple, seria dividir nuestro jardín en 3 sectores básicos: Césped (con riego por aspersión), Arbolado (con riego por goteo de gran caudal) y Ornamentales (con un riego por goteo lento).

La división de los sectores y el diseño del sistema de riego dependerá del diseño individual de cada jardín, así como la elección del programador adecuado. Hoy en día, podemos encontrar en el mercado programadores de riego con conectividad inalámbrica, con los que podemos controlar y programar nuestros riegos desde cualquier ordenador, teléfono o Tablet, sin necesidad de estar delante de él.

Conocer el momento ideal del riego es algo muy importante también para que nuestro jardín luzca perfecto. El mes de agosto suele ser caluroso durante el día, por lo que lo ideal seria programar riegos durante las primeras horas de la mañana o al atardecer.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

13 − 8 =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.