El riego por Inundación o de superficie

El riego por inundación o de superficie, es uno de los métodos de riego más antiguos que conocemos. Los métodos de riego por superficie se pueden clasificar por el terreno en donde se encuentra la siembra, si es una pendiente o por el grado de cubrimiento del agua en el terreno.

Entre los tipos de riego por inundación, podemos distinguir los 3 más utilizados, el riego por surco, el riego por fajas y el riego por canteros.

El riego por Surcos

riego surcos

Este tipo de riego es el que más se usa en huertos y cultivos en línea. Mediante el surco, el agua se va desplazando por la parte inferior y las plantas colocadas en la parte superior de los lomos de los surcos no se llegan a mojar.

Los surcos son un buen método de riego, cuando el caudal de agua no permite el riego de grandes superficies, ya que podemos ir llenando cada surco individualmente según nuestro caudal y necesidades. Este método es uno de los más sencillos a la hora de realizar un riego por inundación.

El riego por Fajas

riego fajas

El riego por fajas, es un método de riego, en el cual se realiza una división en franjas rectangulares estrechas (las fajas) separadas entre ellas por medio de caballones dispuestos longitudinalmente. Al contrario que en el riego por surco, en este caso la planta queda cubierta por el agua a la hora del riego.

Este tipo de riego suele utilizarse en cultivos extensivos tales como la alfalfa, pastos, cereales, así como los cultivos arbóreos.

Riego Por Tablares O Canteros

riego tablares o canteros

Es un tipo de riego en el que el terreno se divide con diques de medio metro de altura. Los tablares se realizan en forma cuadrada y en ellos se vierte el agua, dejándola estancada para que se filtre al suelo poco a poco.

Lo ideal en el riego por tablares, es que el terreno esté bien nivelado y las dimensiones sean acordes al caudal del agua y tipo de suelo donde se realiza el cultivo.

riego manta

El riego por inundación sigue siendo muy utilizado, pero para grandes plantaciones y explotaciones agrícolas, no es muy recomendado. La cantidad de agua que es necesaria y que se pierde con estos métodos es muy superior a riegos como la aspersión o el goteo, siendo este ultimo uno de los mas recomendados.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

7 + diez =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.